La Cámara Alta argentina bloquea el proyecto de aborto legal e impide que las mujeres puedan decidir cómo y cuándo ser madres

“Los pañuelos verdes no se guardan”, la respuesta de la calle ante el “no” del Senado

Panel-voto-senadores

El Resultado:

La interrupción del embarazo en Argentina se mantiene como un delito penado con hasta cuatro años de cárcel, a pesar de que cada minuto y medio una mujer aborta en el país.

La Argentina del siglo XXI e integrada al mundo que pregona Mauricio Macri seguirá con una deuda histórica con las mujeres: el aborto legal, seguro y gratuito. La ley vigente data de 1921 y sólo permite el aborto en caso de violación o riesgo de vida para la madre, dos supuestos que suponían un avance hace 97 años pero que hoy no responden a las nuevas demandas sociales. El presidente argentino habilitó por primera vez el debate parlamentario sobre la interrupción voluntaria del embarazo, pero Cambiemos (esto suena bastante irónico), la coalición que encabeza fue la que más votos aportó en contra para rechazar la iniciativa. El resultado negativo enmudeció a las decenas de miles de personas que desafiaron la lluvia bajo paraguas y plásticos verdes, el color que identifica a los partidarios de la legalización, y fue aplaudido en el lado celeste de la plaza, donde se concentraron los detractores del proyecto.

La Respuesta:

Ni la lluvia, ni el frío, ni el viaje de lejos, ni el hambre, ni el celeste, ni la Iglesia, ni las corridas de la Policía ni, mucho menos, el voto negativo del Senado para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo. Nada, ni siquiera la noticia que no querían escuchar, calmará la militancia -es decir, la voluntad- de las cientos de miles o quizá el millón de personas que, envueltas en los pañuelos verdes, aguantaron casi 18 horas en los alrededores del Congreso.

Hasta último momento, muchas chicas y muchos chicos confiaban en que la tendencia se diera vuelta para festejar lo que desde hace tanto esperaban. “¡Que sala la ley! ¡Que salga la ley!”, gritó la multitud con los pañuelos verde en alto frente al Congreso. No ocurrió, pero a pesar de la tristeza y la impotencia, de llantos y abrazos, todas y todos coincidieron en que la pelea continúa.

vigilia-aborto-argentina

Mientras muchos estábamos marchando, haciendo vigilia, escribiendo en redes y educando a quienes estaban un poco fuera de tema,  la senadora de un partido  por la provincia argentina de San Juan, Cristina del Carmen López Valverde dijo que su voto iba a ser en contra porque  no leyó el proyecto alternativo.

Desde la redacción de GIAPORN.COM estamos profundamente dolidas por el resultado obtenido luego de una tremenda lucha que cada una/o desde su lugar hemos estado llevando a cabo día a día. Un dolor que nos hace más fuertes y más unidas. Que sepan todos, que seguiremos más firmes que nunca en alcanzar los derechos que nos corresponden y que favorecen la igualdad de todos y para todos #ElPañueloNoSeGuarda

hermanas-unidas-aborto-legal-ya