Sinópsis

En 1885, Elisa y Marcela se conocen en la escuela donde trabajan. Lo que comienza como una gran amistad termina en una relación amorosa que tienen que vivir a escondidas. Los padres de Marcela sospechan de esta relación y la enviarán al extranjero unos años. A su vuelta, el reencuentro con Elisa es mágico y deciden tener una vida en común. Ante la presión social y las habladurías, ambas deciden trazar un plan: Elisa abandonará un tiempo el pueblo para volver convertida en Mario y poder casarse con Marcela, pero no todo será tan fácil para este amor no reconocido.

Fecha de estreno inicial: 13 de febrero de 2019

Directora: Isabel Coixet
Guion: Isabel Coixet, Narciso de Gabriel
Idiomas: Idioma español, Idioma portugués
Productores: Mar Targarona, Zaza Ceballos, Joaquin Padró, José Carmona, Ana Figueroa
Nota post película (contiene spoiler)

El ‘matrimonio sin hombre’ que inspiró a Isabel Coixet: la historia real detrás de ‘Elisa y Marcela’

Marcela-Elisa-pasar-Mario-gia-club

Perseguidas pero juntas

“Si Marcela y Mario, una vez casados, hubiesen tomado otra dirección, podrían haber vivido el resto de sus días como mujer y marido”, explica Narciso de Gabriel. De hecho, según el escritor existen muchos precedentes en este sentido.

“Pero cometieron el error de volver a Dumbría, donde habían vivido hasta unos días antes como dos mujeres, y se descubrió el engaño. La prensa transformó este matrimonio entre dos mujeres en un ‘matrimonio sin hombre’ e hizo una cobertura espectacular del caso, y fue efectivamente esa publicidad el desencadenante de la intervención judicial y académica”.

Así que, en el caso de estas dos mujeres, los medios de comunicación jugaron un papel fundamental en el escarnio y la persecución de sus vidas. “Hubo un importante debate a este respecto”, explica de Gabriel, “¿Debía informar la prensa de este tipo de sucesos? La respuesta dependía de si se daba más importancia a los criterios comerciales o a los morales. Y fueron pocos los que no sucumbieron a la tentación crematística”.

Aquel ‘matrimonio sin hombre’, como se le conoció desde que así lo apodase La Voz de Galicia, “suscitó la condena de algunos, la compasión de otros y la admiración de Emilia Pardo Bazán, que atribuía una inteligencia nada común a Elisa Sánchez Loriga, capaz de urdir y ejecutar un proyecto quimérico”, cuenta el autor de Elisa y Marcela: amigas y amantes. “La gente estaba fascinada por la transgresión sexual que el caso entrañaba, pero también, por la transgresión de género protagonizada por Elisa”.

Una transgresión que pagaron con la prisión y el exilio. “La orden de búsqueda y captura dictada por el juez coruñés Pedro Calvo y Camina, padre por cierto del político José Calvo Sotelo, determinó su huida a Oporto, donde vivieron como marido y mujer”, cuenta el escritor. Sin embargo, a los dos meses fueron detenidas por la policía portuguesa, a petición de la española, e ingresadas en prisión. Allí pasaron varias semanas hasta ser absueltas, momento en el que decidieron marcharse a Buenos Aires.