El nuevo spot publicitario del Salón Erótico de Barcelona es una verdadera joya. No esperábamos menos pero además nos sentimos muy identificadas con el mensaje que arroja. Para acabar con el machismo, los abusos y las violaciones, hay que cambiar el porno.

Para acabar con el machismo la educación en casa es esencial y tiene que empezar en la familia ya que los niños aprenden por imitación.

Los profesionales pedagógicos insisten en que la educación falla porque hay muchas, demasiadas cosas, que los padres y adultos pasamos por alto y con las que no nos ponemos lo suficientemente serios. Y ahí los padres, cuando nos toca educar, tenemos mucho que hacer porque la responsabilidad es enorme. No se nace maltratador ni se nace machista, se aprende por imitación. Principalmente en casa. Y tanto de la madre como del padre.

Y es que todos somos el resultado de nuestras educaciones. Y cuando hablamos de educación nos referimos a la familia, no al colegio (que es enseñanza y también importa). Si no desterramos frases y creencias de raíz, nunca jamás acabaremos con el machismo. Padres y madres debemos trabajar tanto si tenemos niños como si tenemos niñas. El machismo también se da entre las mujeres y de una manera todavía más ofensiva, si cabe.

Además, el ingenioso spot también se carga a los jueces de la ‘Manada’, cómplices y parte de ésta maquinaria ininterrumpida de abusos y violaciones en las que la víctima es también victimaria. Los magistrados, que estuvieron frente a estos hechos delictivos, minimizaron los actos de este grupo de violadores y abusadores, hoy por hoy en libertad.

jueces-sentencia-manada